Juan Carreño

Juan “El trompo” Carreño anotador en JO

Primer anotador mexicano en Olimpiadas y en Copas del Mundo, un hombre alegre, dicharachero que se ponía unas guarapetas formidables antes y después de los juegos.
Juan se hizo en los llanos. En 1925 con los muchachos de la fábrica “La sedanita” (que estaba en lo que fue la Casa Colorada por el acueducto de Chapultepec) formó un equipo con sus compañeros de trabajo.

Caracolero, dinámico, y adelantado a su época fue invitado a
jugar al Atlante, también le dieron trabajo en la panadería de los hermanos Rosas, excelentes futbolistas. Juan les respondió “mangos, que trabajen los bueyes. Yo solo juego fútbol”
No era para mas esa respuesta, pues sus actuaciones en el llano y en el césped era prodigiosas, a la panadería solo ingresaba a tomar “sus conchas y chutárselas con un café negro”.

En las canchas, Juan Carreño era un pícaro con ángel y gracia querido por todos sus compañeros. En una ocasión, cuando perdían 2-1 Carreño se puso de acuerdo con “El Diente” Rosas para que mandara el tiro de esquina a donde estaba “Patadura”. Carreño, se colocó delante del “Pipiolo” Estrada, portero del Necaxa y cuando mandaron el centro pisó al cancerbero, de tal forma que éste no pudo brincar para atajar el balón que llegó, sin más, a donde se encontraba el otro atlantista para clavar el esférico.
Antes del partido, habían apostado “pulques” contra cervezas a los necaxistas. Carreño y su grupo no tenían dinero, por lo que ganar era imperioso.

Ya para el segundo tiempo, con el marcador empatado, Carreño tomó el balón desde media cancha y se fue adentrando en triangulaciones con “El Diente” Rosas, su compañero de fechorías. Carreño se metió en el área y justo cuando Rosas centraba ante la marcación de un solo defensa, “El Trompito”, que así le decían al pícaro atlantista, bajó el short al del Necaxa, sin que el árbitro -el flaco Estévez- pudiera ver lo acontecido , ya que era distraído a larga distancia por otro de los compinches del “Trompo”.

Así, ante las protestas del rival, Atlante obtenía una victoria y una tanda del néctar blanco “PULQUE” en la casa non santa de María Limón, “novia” de Juan Carreño allá por la Merced.

Rodolfo Lopez (9 Posts)


Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

63,306 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyrıght 2013 FUEL THEMES. All RIGHTS RESERVED.